La prevención: lo mejor para toda la familia.

Es bien dicho: “mejor prevenir que curar”. Y en la boca no es la excepción por eso muy importante que toda la familia acuda al menos una vez al año al dentista para realizar una visita de revisión.

Por poner un ejemplo: se recomienda que desde el inicio del embarazo se tienen que crear unos hábitos higiénicos dentales, ya que, en esta etapa existen cambios hormonales que pueden afectar negativamente a la boca.

Así mismo desde el primer año de vida o desde la salida del primer diente, es aconsejable que nuestros bebes se visiten con el Odontopediatra, Sí, un dentista especialista en niños. La razón de esta visita es hacer una revisión dental, para que así nuestro pequeño paciente se acostumbre a un “médico de los dientes” y sobre todo para aconsejar a los padres de como establecer unos hábitos higiénicos, dietéticos y nutricionales adecuados para evitar problemas en la boca de los niños.

Y continuando con los dichos : “la palabra convence pero el ejemplo arrastra”. Si nuestros peques ven que sus papás y hermanos mayores también visitan al dentista verán en esto algo normal, indoloro y beneficioso para ellos.

Y en caso de encontrar alguna situación anómala es importante que ésta sea atendida a la mayor brevedad posible, actualmente existen métodos muy avanzados para que la experiencia de venir al dentista ya no sea lo que era en el pasado.

Así que ¡FAMILIA!: “mejor prevenir que curar”.

Drs. Alonso Medina e Ingrid Martínez.
STOMATEK, Centro Medico TEKNON

Deja un comentario

X