El 83% de las familias numerosas de Cataluña opinan que las tasas e impuestos municipales penalizan a quienes tienen más hijos

La Asociación de Familias Numerosas de Cataluña (FANOC) denuncia que las ordenanzas aprobadas por los municipios para 2020 han recortado las ayudas a este colectivo

En la encuesta que FANOC realizó entre las familias numerosas de Cataluña de diciembre a enero les preguntaba sí consideraban que las nuevas ordenanzas que regulan los impuestos y tasas municipales las penalizan porque no tienen en cuenta el número de miembros en el hogar, o al revés, sí tienen en cuenta esa circunstancia para establecer bonificaciones o ayudas específicas y por tanto han mejorado el trato a estas familias. El 83% se consideraron penalizadas y que el trato fiscal a las familias numerosas había empeorado.

La mayoría de respuestas denunciaban que los ayuntamientos han ido recortando progresivamente las ayudas existentes al introducir criterios que han ido reduciendo cada vez más el número de beneficiarios. Los ayuntamientos han usado para este propósito la introducción de requisitos cada vez más restrictivos, reduciendo el valor catastral de las viviendas y los ingresos mínimos de las familias para poder acceder a esos beneficios.

El Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) es el que más ha sufrido recortes para las familias numerosas, que han visto desaparecer bonificaciones a las que tenían derecho, que iban desde el 70% al 25%, lo que supone en muchos casos pagar unos cientos más de euros al año.

Para Raul Sanchez, director de FANOC, «Cataluña siempre había sido pionera en políticas de apoyo a las familias y desde la crisis estamos yendo hacia atrás a pasos agigantados. Quienes más lo pagan son las familias con más cargas, como son las numerosas, que necesitan una vivienda más grande, un vehículo más grande, tienen más gasto en productos básicos infantiles, etc.».

FANOC recuerda que en los últimos informes de FOESSA (Cáritas), se señalaba que las familias numerosas eran los hogares con mayor riesgo de pobreza infantil en Cataluña, muy seguidos por los monoparentales. Para la asociación de familias numerosas, la generalización de los recortes a las bonificaciones para este colectivo en el ámbito municipal va a traer como consecuencia un empobrecimiento, y por tanto un importante aumento del gasto en ayudas sociales.

FANOC va a reunirse con las dos asociaciones representativas de los municipios en Cataluña para pedirles que este año hagan una campaña pedagógica para recordar que los municipios pueden hacer políticas importantes de ayuda a las familias con más hijos en los impuestos, tasas municipales y precios públicos, como pueden ser el IBI, los precios de guardería, actividades extraescolares o las tasas de basuras, por ejemplo. También los animará a formar parte de la Red Europea de Municipios ‘Family-Friendly’, de la cual FANOC es una de las entidades impulsoras, para intercambiar buenas prácticas con otros municipios europeos.

La natalidad en Cataluña descendió el 5,4% en 2019, según los datos del IDESCAT, y tiene ya crecimiento negativo, es decir, hay más muertes que nacimientos. Por este motivo FANOC hace una llamada a los poderes públicos de Cataluña para impulsar políticas de apoyo a las familias y a quienes desean tener hijos.

Para el director de la asociación, Raúl Sánchez, “Estamos en una emergencia demográfica por lo que urge desarrollar políticas familiares. En Cataluña no tenemos desde hace año suficientes nacimientos para asegurar el reemplazo generacional, lo que si no ponemos ya remedio, en medio plazo va a generar un empobrecimiento generalizado del país, teniendo en cuenta además el envejecimiento acelerado de nuestra población”.

Deja un comentario

X