Cuando nos dijeron que seríamos padres de tres niñas nos quedamos en shock

Article del Diari de Tarragona
Foto: Fabián Acidres

Tres patinetes de distintos colores. Tres orinales. Tres sillitas… Desde hace un par de años el número 3 es omnipresente en casa de Elisabeth y José Miguel. Y es que la llegada de sus risueñas trillizas Arlet, Abril y Alba lo cambió todo. «Cuando nos dijeron que seríamos padres de tres niñas nos quedamos en shock», exclama José Miguel, que recuerda como a partir de ese momento sólo deseaban que todo saliera bien.

Y así fue. Tras dejar el hospital atrás se instalaron de nuevo en casa, pero ahora como familia numerosa. Elisabeth cuenta que al principio estaban un poco «agobiados», pero que ahora ya lo llevan de fábula a excepción de algún momento de «locura». Ambos explican cómo ahora se miran todos los gastos con lupa y que han tenido que hacer importantes esfuerzos económicos.

Por ejemplo, cambiarse de coche o estar planteándose ir a vivir a otra casa. «La verdad es que las ayudas no son suficientes con todos los gastos que tienes», manifiesta Elisabeth, que apunta cómo se ha asesorado para disponer del bono social o de las bonificaciones sobre el IBI.

Pero dejando a un lado el tema económico, su principal preocupación es poder conciliar su vida laboral con la familiar. Según explica Elisabeth, tras estar casi un año sin trabajar ahora se compagina los horarios con José Miguel aprovechando que trabaja a turnos. Un encaje de bolillos que ahora deberán perfeccionar con el estreno, el año que viene, del colegio.

El trabajo de la FANOC

Las familias numerosas deben afrontar varios retos para tirar hacia adelante. Uno de ellos es el económico. De hecho, según una encuesta realizada por la Associació de Famílies Nombroses de Catalunya (FANOC), la mitad de las familias numerosas llega a final de mes con dificultades. Concretamente, explica el delegado de Reus-Baix Camp de la FANOC, Pere Aluja, el 48% de las familias termina el mes sin recursos económicos. Uno de los motivos, apunta, sería que cerca de la mitad de las unidades familiares no supera los 2.500 euros de ingresos mensuales. Éstas, además, presentan un perfil mayoritario de edades entre los 36 a los 46 años, ambos con empleo y que destinan los recursos, por este orden, a la alimentación, la vivienda y la educación.

No obstante, subraya Elisa Boza, también vinculada con la delegación local de la FANOC, el tema económico no es el único obstáculo. La conciliación de la vida familiar y laboral y la inestabilidad en muchos puestos de trabajo son otros de los problemas más acuciantes. Por todo ello, tanto Aluja com Boza concluyen que las ayudas actuales de la administración son «insuficientes».

En este sentido, desde la FANOC trabajan en las tareas de defensa de los derechos de las familias con tres o más hijos. Por ejemplo, a nivel local han trabajado con el Ayuntamiento para lograr descuentos en el transporte público o en los espectáculos culturales. También han tejido una red de comercios que ofrecen mejores precios a sus asociados. Después también están aspectos como la bonificación del IBI para las familias numerosas o el bono social. En la actualidad, según los datos de la FANOC, que este año cumple su 25 aniversario, en Reus hay unas 2.200 familias numerosas, un número que se mantiene estancado desde hace años.

Deja un comentario

X