5 juegos para las comidas y cenas de Navidad en familia

Los juegos para las comidas de Navidad son más divertidos en familia. La complicidad y las historias compartidas ayudan a que sea un momento único.

Estos juegos tienen la ventaja además de poder personalizarse a las experiencias vividas, muchas de ellas conocidas por todos los asistentes a la fiesta.

Aprovecha estas fechas que tanto se reúnen las familias, para poner en práctica algunos que te proponemos y hacer todavía más especial estas fiestas.

Seguro que más de uno ya está pensando en hacer estrategias o alguna que otra trampa😊

Los mejores juegos para la mesa de Navidad

Te proponemos 5 juegos que, por descontado, puedes variar o sustituir por aquellos que más os gusten a los miembros de la familia.

·       ¿Quién soy?

Uno de los mejores juegos para la cena de Noche Buena es «¿Quién soy?» en su versión adaptada a la familia.

Se escriben todos los nombres de los participantes en un papel. Debemos utilizar algún soporte o incluso un gorro donde colocar el papel una vez lo cojamos. Todo el mundo debe poder verlo, menos nosotros.

Comenzando por el más pequeño de la familia, cada uno hace una pregunta para intentar adivinar quién le ha tocado ser. El resto debe responder sin mentir y con pistas para que intente adivinarlo.

Si no lo adivina, le toca a otra persona hacer una pregunta sobre quién le ha tocado. Gana el primero que logra adivinarlo.

·       Detector de mentiras familiares

¡Uno de los mejores juegos y muy divertido! Una persona de la familia debe decir 3 hechos o contar 3 historias que sean algo conocidas por el resto. Una de ellas contiene una mentira clara o, sencillamente, nunca sucedió. El resto debe adivinar de cuál se trata.

Conforme se agolpan los recuerdos, cundirá la confusión entre los familiares, que no estarán de acuerdo con qué sucedió realmente. Si alguien lo acierta, recoge el testigo del juego y le toca poner a prueba a sus familiares.

·       Liga de piedra, papel o tijera

Todo el mundo sabe jugar a piedra, papel o tijera. ¿Pero alguna vez has organizado una liga entre toda la familia?

Este juego requiere de un boli o lápiz y un papel. Escribe el nombre de cada participante de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha.

Los participantes se enfrentan entre sí en rondas de 4. Por si acaso no recuerdas las reglas, te las recordamos:

  • La tijera vence al papel, pero le vence la piedra.
  • El papel vence a la piedra, pero le vence la tijera.
  • La piedra vence a la tijera, pero le vence el papel.

El jugador que gane más veces se lleva 3 puntos y, si hay empate, cada participante se lleva 1 punto. Deben competir todos los miembros de la familia entre sí. Cuando se haya terminado la liga, gana quien más puntos tenga.

¿Hay empate? ¡Entonces organizar una final al mejor de 5 a ver quién es el campeón familiar!

·       Alfabeto navideño

Entre los juegos para hacer en la cena de Navidad este es uno de los más apropiados, aunque es más difícil de lo que parece.

Consiste en decir el alfabeto y una palabra que empieza por la letra correspondiente, relacionada con la Navidad. Empieza el familiar de mayor edad. Cuando haya dicho su letra y la palabra, le toca al siguiente jugador con la siguiente letra del abecedario.

¡Si repites o fallas, te eliminan! Gana quien consigue mantenerse en juego por más tiempo.

·       Detective Santa Claus

De los juegos para Navidad este es uno de los más divertidos. De hecho, es ideal para hacer en el postre o con turrones.

En este caso, Santa Claus deja por un tiempo su tarea de repartir regalos para convertirse en un astuto detective.

Debéis coger un papel por participante y escribir el nombre de Santa Claus y el nombre de Grinch o «ladrón» en papeles distintos. El resto de papeles no están escritos.

Cada uno coge un papel, pero no revela qué le ha tocado. Todos deben coger los cubiertos o un trozo de turrón de la mesa. ¡Intenta no comértelo aún!

A quien le haya tocado ser el Grinch o el ladrón, debe guiñar el ojo a otros familiares. Entonces, dejarán los cubiertos sobre la mesa o el trozo de turrón y serán testigos de cómo transcurre el resto del juego.

El objetivo de quien sea Santa Claus es descubrir al ladrón, que está dejando a todos sin postre, antes de que lo haya conseguido con el resto de jugadores. Quien sea el Grinch, debe hacer que todos sus familiares, excepto Santa Claus, no se coman el postre.

¡Cuando termine la ronda os podéis comer los postres y turrones comentando cómo ha transcurrido el juego!

¿Te han gustado nuestras propuestas? Nos encantaría saber de vuestra experiencia. Si ya habéis jugado a estos juegos o tenéis como tradición otros distintos. Compártelo en los comentarios y hagamos entre todos una Navidad de lo más divertida en familia 😊

Deja un comentario